Airbag para peatones de Volvo, apostando por seguridad para todos


Si hay una marca que desde hace años se asocia con la seguridad, esta es la sueca Volvo. Con motivo de la presentación en el Salón de Madrid del nuevo modelo V40 la marca ha mostrado el nuevo airbag para peatones. Con ello, la marca sueca se sitúa a la cabeza en el tema de la seguridad del automóvil en este aspecto relacionado con los personas fuera del coche.

Básicamente, el sistema se basa en un total de siete sensores, tecnología avanzada y un airbag que se despliega a gran velocidad en la zona inferior del parabrisas y que eleva el capó en su parte trasera. Estos son algunos de los principales elementos de la Tecnología de airbag para peatones, el pionero sistema que convierte a Volvo Car Corporation, con su nuevo V40, en el primer fabricante con airbag para peatones.

Las cifras de víctimas del tráfico en el mundo son aterradoras, pero lo son aún más las de atropellos. En China, el 25 % de los muertos en accidentes de tráfico son peatones. En Europa, la cifra es del 14 % y en EE. UU., del 12 %.

Las bisagras del capó están dotadas de un mecanismo pirotécnico que, cuando se activa el sistema, extrae un pasador y libera la parte trasera del capó.

Y el número de peatones lesionados es muchísimo mayor. Los traumatismos craneoencefálicos más graves en atropellos de peatones son producidos por la estructura rígida que hay debajo del panel del capó, el montante inferior del parabrisas y los montantes A.

El objetivo de este airbag para peatones es proteger a los peatones cuando tras ser atropellados impactan contra el capó y el área del hueco del limpiaparabrisas y el montante A, donde puede haber un riesgo de graves lesiones en la cabeza.

Funcionamiento sencillo

El sistema funciona de la siguiente manera. Siete sensores integrados en la parte delantera del vehículo transmiten señales a una unidad de control. Cuando el vehículo entra en contacto con un objeto, la señal cambia. La unidad de control evalúa las señales y si registra lo que interpreta como una pierna humana, despliega el airbag para peatones.

Las bisagras del capó están dotadas de un mecanismo pirotécnico que, cuando se activa el sistema, extrae un pasador y libera la parte trasera del capó. Al mismo tiempo, el airbag se activa y comienza a llenarse de gas.Durante la secuencia de inflado, el airbag levanta el capó. Se levanta diez centímetros y permanece en esa posición.

El hueco creado entre el capó y los componentes rígidos del compartimento del motor deja espacio para que el capó se pueda deformar, lo que proporciona un efecto amortiguador cuando lo golpea un peatón.

Este nuevo airbag de peatón tiene una doble función: en primer lugar, levanta el capó para generar una distancia entre el capó y los componentes rígidos del motor y, en segundo lugar, amortigua el impacto del peatón contra las partes rígidas que hay junto al parabrisas.

Cuando está totalmente inflado, el airbag cubre todo el hueco del limpiaparabrisas, aproximadamente un tercio del total del parabrisas y la parte inferior de los montantes A. La secuencia completa, desde la activación del sistema hasta el inflado total, tarda unas centésimas de segundo.

El sistema se activa a velocidades entre 20 y 50 km/h. El 75 % de todos los accidentes con peatones se producen a un máximo de 40 km/h.

Hace dos años, en 2010, Volvo Car Corporation ya presentó el sistema de detección de peatones con freno automático introducido en el S60. El sistema puede evitar el atropello de un peatón a velocidades de hasta 35 km/h si el conductor no responde a tiempo. A mayores velocidades, el objetivo es reducir todo lo posible la velocidad del vehículo antes de la colisión.

:fuente:

-/-