Tecnología y funcionalidad de los Vehículos híbridos


Aunque en realidad los automóviles llamados híbridos utilizan algún combustible derivado del petróleo (gasolina o Diesel) por lo que no son estrictamente una alternativa. Se consideran aquí porque pueden elevar notablemente el rendimiento en cuanto a la utilización del combustible resultando de hecho mas económicos y por lo tanto menos contaminantes para el mismo trabajo.

Algunos países premian a los compradores de estos autos con incentivos económicos, como por ejemplo reducciones en el pago de impuestos.

La desventaja actual es el precio, son autos caros y de relativo poco tiempo de uso por lo que su durabilidad a largo plazo está aún por determinarse.

En cuanto al manejo, en nada se diferencian de los autos convencionales a no ser que hay que hacer menos visitas a la estación de abastecimiento de combustible. No obstante podía señalarse que es notable la aceleración desde cero y son muy silenciosos.

Básicamente un híbrido está dotado de un motor generalmente de gasolina acoplado a un generador de electricidad el que a su vez carga una batería de acumuladores. Estos acumuladores (o baterías si le resulta mas cómodo) proporcionan la electricidad para el, o los motores de propulsión que mueven las ruedas. El esquema funcional es entonces como sigue.


Motor de combustión interna
Generador de electricidad 
Batería de acumuladores
Motores eléctricos de propulsión


Para entender porqué puede obtenerse economía con este esquema es necesario conocer algunos detalles del funcionamiento del motor de gasolina, veamos:

Empecemos por aclarar que un automóvil es una máquina que no tiene un trabajo estable en cuanto a velocidad de rotación durante su uso, así tenemos que una parte importante del tiempo (especialmente en el tráfico urbano) el motor funcionará a muy bajas velocidades de rotación en las constantes paradas y arranques que el tráfico impone, en otro momento y condiciones, el mismo motor puede estar sometido a elevadas velocidades cuando se maneja por vías de alta velocidad o por terreno montañoso, también (y es bastante frecuente) el automóvil puede manejarse de manera impropia con constantes aceleraciones y frenazos, es decir, nuestro motor estará cambiando constantemente de punto de funcionamiento. Sin embargo el rendimiento ( la eficiencia) en cuanto al consumo de combustible no es constante ni remotamente, para toda la gama de velocidades que puede abarcar, sino, todo lo contrario, existe un punto de velocidad de rotación donde es mas económico ( e incluso duradero) haciendo el consumo de combustible mínimo y este punto es el que se aprovecha, de manera que en el auto híbrido, el motor de gasolina siempre funciona a la velocidad fija de máximo rendimiento, ya que está acoplado a un generador de electricidad y no directamente a las ruedas como en el auto convencional.

Este generador ha sido diseñado para producir la electricidad necesaria a esa velocidad de rotación, y proporciona la carga de las baterías, estas baterías a su vez, suplen las necesidades energéticas del motor eléctrico que da empuje a las ruedas, y son necesarias, porque en ocasiones, las necesidades energéticas del motor eléctrico son mayores, por breve tiempo, que las que puede proporcionar el motor de gasolina.

Un refinado sistema electrónico, controla la carga de las baterías y la potencia del motor eléctrico de acuerdo a las necesidades y voluntad del conductor, para hacer estos procesos eficientes. Estos motores eléctricos, funcionan a su vez como generadores durante el frenado, aprovechando la energía cinética del automóvil para recargar las baterías.

Estos automóviles híbridos se perfilan como una reducción parcial de problema de la contaminación ambiental que producen los motores de los vehículos, pero aún distan mucho de ser la solución, porque después de todo funcionan con combustibles derivados del petróleo.

















-/-