Sharbat Gula - La chica afgana


En junio del año 1984, en medio de una guerra contra la invasión soviética cuando una chica afgana llamada Sharbat Gula fue fotografiada, por Steve McCurry, de la revista National Geographic. En aquel entonces Sharbat era una niña.

Pero fue hasta en junio del siguiente año cuando esa imagen se hizo famosa después de que se publicara en la portada de la revista.

Pasaron 17 años para saber la identidad de la afgana, pues en aquel tiempo el mismo McCurry desconocía el nombre de la chica que tan solo era conocida como "la niña afgana".

Aquella niña huérfana era 1 de 3,5 millones de personas que salieron de Afganistán y se encontraban en un campamento de refugiados, víctimas de los bombardeos de las guerras de la unión soviética donde hubo 1,5 millones de muertos. Sharbat sufrió la pérdida de sus padres.


McCurry realizó numerosos viajes con el fin de encontrar a esa mujer cuyos ojos cautivaron al mundo. Regresando al campamento de refugiados donde había tomado la fotografía. Un maestro de la escuela afirmaba que la chica era una joven llamada Alam Bibi, pero McCurry respondió que no era ella, respuesta que coincidía con la un hombre que se enteró de la búsqueda. Pues aquél hombre la conocía, asegurando que habían vivido juntos en el campamento de niños y que ella había regresado a Afganistán hace unos años, y ahora vivía en las montañas cerca de Tora Bora. Fue entonces cuando McCurry decidió salir a buscarla durante otros tres días, en un viaje a su pueblo que le tomó más de seis horas.

Sólamente se calcula su edad, pero mediante una tecnología de reconocimiento facial del FBI y la comparación de los iris de ambas fotografías, la identidad de la mujer fue confirmada al 99,9%. Su historia fue contada en la edición de marzo de 2003 de la revista y en un documental para televisión titulado Niña desaparecida: misterio resuelto. La sociedad que publica la revista creó en su honor un fondo especial de ayuda al desarrollo y creación de oportunidades educativas para las niñas y mujeres afganas.

La foto volvió a la portada de la revista en una edición especial en noviembre de 2001. Edición donde se reveló la vida de la "Chica afgana".

El tiempo y las dificultades han borrado su juventud. A lo largo de los años dio a luz a cuatro hijos, pero el cuarto de ellos murió siendo muy pequeño. A diario se levanta antes del amanecer y reza, para salir a buscar alimento para sus hijos que son el centro de su vida.

Tras lograr el permiso de su marido, Ramat Gul, McCurry ha cumplido su sueño de fotografiarla otra vez.

El hermano de la afgana narró como se dirigieron a Pakistán guiados por su abuela, él y sus cuatro hermanas. Durante una semana trasladándose a través de montañas cubiertas de nieve, pidiendo mantas para calentarse.

Sharbat nunca ha conocido un día feliz, asegura su hermano, excepto tal vez el día de su matrimonio.





fuente:nationalgeographic.com


-/-