¿Qué es la rótula o patella?



¿Qué es la rótula o patela?

La rótula o patela es una pequeña estructura ósea que se desliza sobre el surco que hay al final del fémur. Mejora la eficiencia del cuadriceps incrementando el brazo de palanca del mecanismo extensor de la rodilla. Centraliza las fuerzas divergentes de los cuatro fascículos del cuadriceps.
Cuando la rótula o patela está centrada en su lugar no hay problemas para caminar, correr, saltar, subir y bajar escaleras, estar de pie.

¿Qué causa el dolor de rótula (“dolor por delante de la rodilla”)?
El dolor anterior de rodilla (“delante de la rodilla”) es debido a una alteración en el deslizamiento de la rótula sobre el surco troclear femoral.
Rótula inclinada :
Cuando la rótula o patela no está bien centrada (inclinada o con tendencia a salirse por la parte externa del surco patelofemoral) aparece el dolor rotuliano que provoca limitación en la actividad normal y deportiva. Esta tendencia rotuliana a “salirse” hacia fuera puede progresar provocando una luxación parcial crónica o incluso una luxación rotuliana.
La luxación también puede ser provocada por un golpe fuerte, brusco y directo en la rodilla.
Rótula desplazada hacia afuera :
Esta alteración en el deslizamiento rotuliano anómalo puede ocasionar lesión del cartílago rotuliano :

¿Qué tratamientos existen para los problemas de rótula?
  • Ejercicios para fortalecer la musculatura del muslo (cuadriceps) y así intentar mantener la rótula alineada. Cualquier deporte que favorezca el fortalecimiento del músculo cuadriceps. Rehabilitación específica.
  • Quirúrgico (cirugía artroscópica o bien cirugía combinada con mínimas incisiones)
    • liberación retináculo lateral mediante cirugía artroscópica
    • realineación del tendón rotuliano y de la TTA
    • reconstrucción con autoinjerto o aloinjerto de los ligamentos rotulianos
    • tratamiento quirúrgico del cartílago lesionado

¿Qué es la reconstrucción del ligamento patelofemoral medial?
La inestabilidad rotuliana externa (subluxación ó luxación recidivante) está causada por la insuficiencia o lesión de los restrictores anatómicos internos (principalmente el Ligamento Patelofemoral Medial, LPFM).
En caso de fracaso del tratamiento conservador (fisioterapia, fortalecimiento musculatura interna del muslo y la rodilla: cuadríceps-vasto interno) puede indicarse su reconstrucción.
Previamente deben considerarse los siguientes factores:
  • Genu valgo
  • Ángulo cuadricipital
  • Anteversión de la cadera
  • Alineación rotacional tibiofemoral
  • Patela alta
  • Displasia rotuliana, displasia troclear femoral
  • Lateralización de la tuberosidad tibial
  • Pies planos
  • Laxitud ligamentosa
Si el diagnóstico definitivo es la lesión del LPFM, quedan descartadas otras actuaciones quirúrgicas, por lo que debe indicarse la reconstrucción del mismo. En pacientes diagnosticados de inestabilidad patelofemoral el tratamiento mediante cirugía artroscópica liberando el alerón rotuliano externo es insuficiente.
El Ligamento Patelofemoral Medial lesionado no es reconstruible suturándolo cabo a cabo, puesto que los extremos lesionados se deshacen como el trenzado de una cuerda.
Es preciso utilizar un injerto tendinoso propio del paciente o de banco de tejidos para su reconstrucción.
En caso de utilizarse injerto obtenido del propio paciente, éste se obtiene a través de una mínima incisión de 2 ó 3 cm practicada en la zona anterointerna de la tibia proximal (tendón perteneciente al grupo de los isquiotibiales).

El futuro LPFM es introducido a través de una tunelización en “L” rotuliana y dos tunelizaciones en el fémur en el centro insercional anatómico del LPFM.



via:www.teknon.es