Mala relación de pareja



Las parejas constantemente se enfrentan a un gran número de problemas, sobre todo al principio de la vida juntos, los problemas no son nada fáciles de enfrentar, ya que la fantasía con la que se llega a formar la unión, nos dice que todo será maravilloso y la verdad es un tanto diferente a eso.

Es importante destacar que la pareja no necesariamente se basa en la felicidad absoluta, vivir en pareja o andar con una pareja también es una forma de enfrentar las situaciones propias de la vida, entre ellas los problemas de la relación; entre los más comunes a que se enfrentan las parejas están los siguientes problemas:

Económicos

Sexuales

Familiares

De aceptación de si mismo o de las otras personas

Integración a las familias de origen

Infidelidad

Enfermedad

Desempleo

Etc.

Todos estos problemas requieren de ser enfrentados y solucionados dentro de la relación, solo que el común denominador de las malas relaciones de pareja se basa en una mala o nula comunicación.

En muchos momentos uno de los miembros de la pareja, siente , cree y actúa como si tuviera la razón o la verdad, esto se manifiesta a través de juzgar recurrentemente al otro en tono de acusación. Ejemplo típico es el, "Yo te lo dije", "Claro si me hicieras caso", "Todo lo haces mal", "No puedes con las cosas" "Qué te pasa", "En realidad no se para que te hago caso", etc...., por supuesto que existen un sin fin de variantes de estas expresiones, y considero que de una u otra forma todos hemos estado expuestas a ellas.

Quiere decir que hay una especie de dominio o lucha de poder, que no permite que la pareja marche de manera igualitaria, más bien la pareja desde un principio se va a enfrentar a conflictos y en muchos de los casos, la propia pareja se va a crear los conflictos de manera cotidiana, muchos de los conflictos pueden ser provocado de manera inconsciente, pero otros son totalmente consciente y como un acto de enojo, reproche, castigo, etc., hacia la pareja; lo cual va envolviendo a la pareja en una atmósfera de rutina conflictiva que será el ambiente en que se con la pareja y la familia, a pesar del sueño de ser la mejor esposa (o), el mejor padre (madre), etc. Es imposible ser una buena madre o un buen padre en medio de un campo de batalla.

Al pasar el tiempo, sin importar si es mucho o poco, los conflictos se van agudizando más y más, lo cual genera un ambiente de hastió, enojo, desgano, mal humor, depresión, que se vuelve muy notorio para la pareja, los hijos si los hay y para todos los que rodean a la pareja.

Los efectos que causa el mal ambiente descrito son muy variados, pero entre las cuales los mas comunes existen:

Enojo

Frustración

Depresión

Violencia

Irritación

Bajo apetito sexual

Anorgasmia

Disfunción eréctil

Sobre peso

Desordenes alimenticios

Ausencia de sueño

Baja auto estima

Inseguridad

Estrés

Taquicardia

Nerviosismo

Problemas gástricos

Irritación con los hijos y con otras personas.

Etc.

Evidentemente los efectos emocionales generados por el mal entendimiento de la pareja irán de moderados a severos, sobre todo los efectos severos se relacionan mas con la pareja que han pasado mucho tiempo juntos sin poder solucionar los problemas o malestares que tienen.

Para la falta de solución de los problemas, interviene mucho el carácter dominante o el mal carácter de alguno de los miembros de la pareja, así como cuando existe alguna relación extra pareja. En estos casos es de esperarse un mayor índice de violencia física o psicológica y cuando la violencia va tomando mayor presencia en la pareja, los problemas tienden a no solucionarse, la relación se tensa más y más y por lo tanto en daño se hace cada vez mayor.

Podemos afirmar que cuando la pareja no se comunica o se comunica de forma viciada o mala, las palabras toman forma de arma y sus efectos se asemejan a los de una bomba, las acusaciones mutuas sobre los problemas, la irresponsabilidad, la falta de interés por las cosas o la falta de interés por la pareja, el no querer tomar decisiones para no ser responsable de las consecuencias, nos muestran ya una fractura severa en la relación y el daño ya es notorio entre los miembros de la pareja o la familia.

Para cuando los efectos de la mala relación son muy notables, aparecen las conductas de refugio como son:

No querer llegar o llegar tarde a casa sin una razón real.

Preferir la soledad a la compañía de la pareja.

Solo hablar de lo más indispensable.

Buscar mas la compañía de las amistades.

Visitar lugares de esparcimiento sin la pareja.

Abuso del alcohol o el cigarro.

Abuso o dependencia de drogas.

Abuso o dependencia de medicamentos.

Menosprecio por las cosas o asuntos de la pareja.

Ver a la pareja como alguien sin atractivo alguno.

Etc.

La mala comunicación en la pareja aparece muchas veces desde el noviazgo, lo cual sin darse cuenta se convierte en un vicio o costumbre que después no se puede erradicar.

Uno de los vicios mas frecuentes de la pareja es no hablar de las cosas que nos pasan o sentimos, y las soltamos hasta que ya nos rebasan y se nos salen de manera violenta o como reclamo, lo cual va a generar una respuesta de defensa de la pareja y no se logra encontrar la solución. Otros de los vicios son; "Pensar que los problemas como vienen se van"; ·"Que con el tiempo las cosas van a cambiar"; "No hay mal que dure cien años", "Con mi amor va a cambiar". Esta lista se vuelve interminable, pero nos sirve para ejemplificar la falta de claridad en que se desarrolla la pareja y posteriormente, el como se desarrolla la familia.

Los mismos vicios que arrastra la pareja, serán los vicios con los que se actuará con los hijos. Sobre todo cuando el resentimiento entre la pareja es mayor, esto quiere decir, que a mayor resentimiento entre la pareja, los hijos corren mayor riesgo de quedar en medio de los conflictos de los padres.

De esta descripción es importante destacar que por viciada y desgastada que se este o encuentre una pareja, la solución se puede encontrar, tal vez la mejor ayuda sea la terapia de pareja.

-/-