John F. Kennedy : Una muerte con presunción de conspiración.


En Noviembre proximo se cumplen 47 años del asesinato de John F. Kennedy, una muerte casi enigmática, y con sesgos de conspiración.

Tres balas. La tercera, disparada de frente, le estalló en la cabeza al presidente John F. Kennedy (JFK). La escena parece hoy tan fresca como cuando sucedió el hecho, hace 47 años en Dallas, Texas.

Pero ¿quién fue JFK? ¿Un héroe o un hombre que no dudó en usar todo el poder de Estados Unidos para aplastar al comunismo? Pocos meses antes de su asesinato, el 22 de noviembre de 1963, se decidió a respaldar la lucha del reverendo negro Martin Luther King por los derechos civiles.

También, en plena Guerra Fría, se preguntó qué tipo de paz buscaba Estados Unidos, y se respondió; "No una Pax Americana, impuesta al mundo por las armas estadounidenses".

Su asesinato ocurrió en momentos en que gozaba de una gran popularidad y mientras se preparaba para participar en las elecciones de 1964, en uno de los períodos más críticos de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la ex Unión Soviética.

Una hipótesis reveladora rodeaba el caso. Según declaró a la prensa el fiscal Jim Garrison, que investigó al magnicidio, la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el FBI y el Ejército estuvieron detrás del asesinato de Kennedy, y Lee Harvey Oswald, quien fue detenido 80 minutos después del crimen tras asesinar a un oficial de policía, "no mató a nadie".

Oswald, que era empleado del depósito de una librería en la Plaza Dealey, fue asesinado dos días más tarde.

Garrison, que fue fiscal de Nueva Orleáns desde 1962 a 1973, logró llevar a juicio a Clay Shaw, quien fue absuelto por la Justicia, aunque años más tarde se comprobaría (a pesar de lo que declaró el acusado) que había trabajado para la CIA.

Garrison afirmó en su dictamen que hubo una conspiración para matar al presidente Kennedy y a Martin Luther King, el 4 de abril de 1968.

Previamente, un informe de la Comisión Warren determinó que Kennedy fue asesinado por Oswald, pero según Garrison el imputado no tuvo nada que ver con el crimen de JFK, de acuerdo al test de parafina del arma secuestrada por la policía.

Kennedy, que nació en Massachussets el 29 de mayo de 1917, fue el segundo hijo del matrimonio formado por Joseph P. Kennedy y Rose Fitzgerald, familia en la que también crecieron Robert Francis y Edward, entre otros hermanos.


El 2 de enero de 1960, declaró oficialmente sus intenciones de convertirse en presidente de Estados Unidos, y ganó las primarias demócratas.

El principal oponente de Kennedy en la Convención Demócrata de Los Angeles era el senador Lyndon B. Johnson, de Texas, pero JFK fue finalmente nominado candidato a presidente. Finalmente, venció a Richard Nixon por 49,7% a 49,5% y juró como el 35o. mandatario estadounidense al mediodía del 20 de enero de 1961, y desde el primer instante de su presidencia convocó a los norteamericanos a jugar un papel clave en la vida de su gobierno.

"No pregunten qué puede hacer su país por ustedes, sino qué pueden hacer ustedes por su país", dijo JFK, quien convocó a las naciones del mundo a unirse para pelear contra "los enemigos del hombre: la tiranía, la pobreza, las enfermedades y la guerra".

Otra circunstancia decisiva de su gobierno fue la denominada Crisis de los Misiles con Cuba, cuando espías norteamericanos descubrieron la instalación de siete sitios en construcción para el lanzamiento de misiles soviéticos en la isla caribeña, en 1962.

Kennedy rechazó un eventual ataque, pero ordenó un bloqueo naval para que Estados Unidos inspeccionara todos los barcos que llegaban a Cuba, mientras inició negociaciones con el primer ministro soviético, Nikita Kruschev.

Después, se acordó que la URSS removería los misiles sujetos a una inspección de las Naciones Unidas, si Washington prometía no invadir Cuba y, además, retiraba los misiles estacionados en Turquía.

A pesar de su corto tiempo ejerciendo el poder, la era Kennedy tuvo gran influencia, en especial Jaqueline, la esposa de JFK que impuso su sello personal en la moda y en el arte e impulsó una restauración de la Casa Blanca.

Carismático y popular, Kennedy no escapó a los escándalos amorosos al ser vinculado con la actriz Marilyn Monroe, tiempo después de que ella le cantara el feliz cumpleaños en el Madison Square Garden, en 1962.

Sin duda, su breve camino bastó para dejar su sello en la historia y convertirse en parte del eterno sueño americano.





-/-