Sé cuidadoso y cumple con lo pactado cuando vendas por Internet


Si ya decidiste vender vía Internet, asegúrate del óptimo funcionamiento de todo el proceso de venta y considera todos los imprevistos posibles, pues un cliente podría tacharte si descubre que le has entregado un producto fallado o distinto del que ofreciste, o espera una eternidad por su envío.

Para evitar tales inconvenientes, coordina el día y hora de entrega, el sistema de pago y el embalaje del producto. A su vez, respeta lo pactado en materia de costos y accesorios del producto. De esa forma, el cliente recordará la seriedad de tu empresa y sin duda querrá comprarte de nuevo. Esas son las consecuencias de brindar un cuidadoso servicio de entrega y un producto de calidad.

Por cierto, si no respondes las dudas del cliente en la página Web, si postergas la entrega del producto sin justificación, o si éste presenta defectos que no mencionaste, el consumidor se sentirá burlado y con derecho a reclamo, te pondrá puntos negativos en la página Web y sin duda optará por tu competencia. Por eso, debes invertir en logística para atender bien al público.

Tips

1) Para vender por Internet, coordina por la Web todo lo necesario con el cliente. Aclara todo lo que desee saber.

2) Puedes emplear programas de gestión empresarial -llamados ERP-, los cuales se usan en el sistema operativo de una empresa. Con ellos podrás eliminar conexiones entre sistemas de distintos proveedores.

3) Repón tu stock según cuánto vendas y en función de la demanda. Eso sí, nunca debes excederte al comprar nueva mercadería, pues corres el riesgo de no venderla. Lo que debes hacer es buscar un equilibrio entre ventas y reposiciones –compras-.

4) En cuanto a la fecha de entrega, una vez cerrado el trato en la Web, considera un tiempo extra antes de entregar el producto. La finalidad es hacerle frente a cualquier imprevisto con suficiente tiempo. Es mejor ser sincero con el cliente que ofrecerle un plazo de entrega imposible. Por cierto, si el cliente lo desea, puedes enviarle información sobre cómo va su pedido.

5) Si decides tercerizar las entregas, escoge una empresa seria que cumpla con todo lo pactado con el cliente, ya que una falla en el servicio le afectará, principalmente, a tu empresa.

6) Existe la posibilidad de que un cliente devuelva un producto. Por eso, trata de tener todo preparado para reinsertarlo en tu stock. A su vez, podrías proponerle al cliente un cambio de producto o buscar un sustituto que le interese y no te génere pérdidas.



-/-