La osteoporosis ocasiona 25.000 fracturas al año


La osteoporosis, una enfermedad progresiva y generalizada que se caracteriza por una reducción de la masa ósea y un incremento de la porosidad del hueso, provoca que los huesos sean más frágiles, resistan peor los golpes y se rompan con mayor facilidad, ocasionando unas 25.000 fracturas al año que resultan en unos costes directos de más de 126 millones de euros y unos costes indirectos de 420 millones.

La repercusión socio-sanitaria de la osteoporosis es enorme y se mide en términos de incidencia de las fracturas. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años, sufrirán al menos una fractura osteoporótica en su vida restante.

La importancia de estas cifras radica, además, en que un 13% de los pacientes que han sufrido una fractura de cadera fallece a los 3 meses, una cifra que asciende al 38% si el seguimiento alcanza los 24 meses. De los supervivientes, un porcentaje elevado sufre algún tipo de discapacidad, que en muchas ocasiones provoca la pérdida de la independencia con la que contaban antes del evento.

Por ello, es imprescindible concienciar a la población de la magnitud del problema y asumir medidas preventivas eficaces, ya que si continúa la situación ascendente actual (en el periodo comprendido entre 1988 y 2002 hubo un incremento del 54% en los nuevos casos de fractura de cadera), en el año 2050 se producirá un aumento en la incidencia de fracturas de cadera estimado de un 310% en hombres y de un 240% en mujeres.

Otro gran problema de esta enfermedad es que no presenta síntomas en su inicio y en muchas ocasiones se llega al diagnóstico tras la aparición de una o varias fracturas, por lo que la gran mayoría (casi el 80 %) de las personas con mayor riesgo de fracturas (sobre todo los que han tenido ya una fractura previa, vertebral o no vertebral) no es identificada y tratada.

El reumatólogo, el médico de referencia en osteoporosis
El reumatólogo posee un extenso conocimiento en la valoración clínica del aparato locomotor. Además, la osteoporosis y sus complicaciones son uno de los procesos más frecuentes dentro del ámbito de la Reumatología, por lo que la experiencia en el diagnóstico y tratamiento de esta entidad por este especialista son altos. Asimismo, el reumatólogo posee un amplio conocimiento en el manejo de las formas severas de osteoporosis y en los casos de osteoporosis asociada y/o de difícil diagnóstico.

-/-