La fusión del hielo de Groenlandia ante el calentamiento global



Los análisis que están siendo efectuados por los científicos que investigan las condiciones geofísicas e hidrológicas bajo la capa de hielo de Groenlandia serán vitales para ayudar a conocer mejor cómo esta cubierta responderá al cambio climático.

Unos investigadores de la Universidad de Bristol, quienes han llevado a cabo un extenso trabajo de campo en Groenlandia durante los últimos años, están a punto de comenzar una serie de nuevos experimentos que podrían suministrar información importante sobre la velocidad del aumento del nivel del mar.

Los científicos envueltos en las labores proceden del Centro de Glaciología de Bristol, las universidades de Bristol, Aberystwyth, Cambridge, Edimburgo, y Texas, el Instituto Oceanográfico de Woods Hole, la NASA y el servicio de prospección geológica de Groenlandia.

Este equipo va ahora a reunir nuevos datos geofísicos en dos proyectos complementarios, uno sobre el terreno y el otro mediante observaciones aéreas.

El primer proyecto, dirigido por Jemma Wadham de la Universidad de Bristol, revelará diversos aspectos de cómo las aguas del deshielo generadas en la superficie de la capa de hielo se comportan en la base de ésta. Es poco lo que se sabe sobre cómo fluye el agua bajo la cubierta de hielo de Groenlandia. Esta carencia se ha debido a lo muy limitadas que han estado las herramientas disponibles para que los científicos rastreen estas aguas en el difícil entorno que es Groenlandia. El uso de un nuevo conjunto de métodos de rastreo muy sensibles, desarrollado en la Universidad de Bristol, puede ser la clave para resolver este misterio.

El segundo proyecto, dirigido desde la Universidad de Cambridge, se centrará en diez grandes glaciares de salida a lo largo de la cubierta de hielo, y empleará datos de radar, gravimétricos y magnéticos para caracterizar el ambiente subglacial de los glaciares y, en particular, la presencia de agua y sedimentos en el terreno subyacente.




-/-