El animal más venenoso del planeta



Su nombre cientifico es “Chironex fleckeri” pero se le conoce popularmente como “cubomedusa”, “avispa de mar” o “medusa de caja”, cuyo veneno es cien veces más letal que el de una cobra y 500 más tóxico que el de la tarántula.

Habita generalmente en aguas tropicales de Australia y otras áreas del océano Índico occidental y del Pacífico. Se han avistado especímenes en aguas de Papúa Nueva Guinea, Filipinas y Vietnam, si bien se desconoce su distribución exacta.

A diferencia de las medusas, que se dejan arrastrar por las corrientes, la “avispa marina” se propulsa con una especie de tentáculos de hasta 30 centímetros que alarga hasta casi 3 metros cuando caza.

Su cuerpo es traslúcido de color azul y verde, por lo que es muy difícil distinguirlas en el mar, y tiene 24 ojos repartidos en los seis costados de su cabeza, en forma de campana cúbica.

Generalmente el roce de la víctima con sus cilios pasa inadvertido y no deja lesiones visibles; luego de unos 20 minutos comienza un intenso dolor en todo el cuerpo, el ritmo cardíaco se triplica, la tensión sanguínea se duplica; por lo general la muerte sobreviene tras una embolia cardíaca.

La cubomedusa, que cuenta quizá con el veneno más mortífero del mundo animal junto al de la serpiente marina, ha causado al menos 5.567 muertes en todo el mundo desde que comenzaron a registrarse sus ataques en 1954.

-/-