Los Conquistadores y su expansion en Tierras Nuevas

Batalla de Cajamarca 1532 | Captura de Atahualpa

Luego del descubrimiento, Colón pudo recorrer, en sus siguientes tres viajes, varias islas del Caribe, explorando incluso parte de la costa de Venezuela y de Centroamérica. Desde entonces, sucesivos viajes fueron consolidando la conquista al tanto que se organizaban y realizaban otros que daban por resultado el descubrimiento de nuevos territorios. De esta manera se extendió la presencia española en América: se fueron creando núcleos de expansión. En una primera etapa se conquistó el Caribe y parte de Centroamérica, y gracias a Vasco Núñez de Balboa se descubrió el mar que posteriormente se llamaría océano Pacífico, fundándose la ciudad de Panamá en 1519. Paralelamente, las expediciones de Américo Vespucio, por el norte y este de América del Sur, dieron las primeras referencias de las dimensiones del territorio.

A su vez, el viaje del portugués Hernando de Magallanes al servicio de España, que permitió encontrar en 1520 un paso desde el océano Atlántico al Pacífico por el extremo sur de América, llamado estrecho de Magallanes en su honor, completó las referencias para considerarlo un nuevo continente. Al mismo tiempo, se completaba por el norte una segunda etapa debido a Hernán Cortés, quien conquistó México en 1520, apoderándose del Imperio Azteca al que designó como Nueva España y, en una tercera, se haría lo propio con el Perú, dada la existencia del rico y poderoso Imperio Inca, ubicado entre los actuales territorios de Ecuador y Chile y cuya capital era el Cuzco. Francisco Pizarro armó una expedición con ese destino que zarpó desde Panamá en 1524, logrando su sometimiento total en 1535. Este se convertiría en otro foco de irradiación de la conquista y desde allí partió la primera expedición a Chile.

En virtud de este nuevo concepto geográfico, el 21 de mayo de 1534, el rey Carlos V dividió sobre un plano el territorio al sur del Perú que restaba por conquistar, en cuatro gobernaciones, ordenadas de norte a sur en forma paralela. Esta distribución no tuvo ningún valor práctico, porque la realidad de la conquista y la verdadera configuración del territorio, con todos sus accidentes, daría por resultado una división completamente diferente.

Como en las demás zonas de América, Chile estaba habitado por pueblos con sus propias características culturales y étnicas.


:fuente:kalipedia

-/-