Las aves migratorias y los cambios en sus rumbos


Las aves migratorias cometen errores en lo que se refiere a la dirección pero no con respecto a la distancia. Éste es el resultado de una investigación llevada a cabo por un equipo de ornitólogos y ecólogos de la Universidad de Marburgo, la Sociedad Ornitológica de Baviera y el Centro Helmholtz para la Investigación Medioambiental.

Los científicos evaluaron varios miles de informes sobre aves asiáticas que se habían desviado hacia Europa. Ellos descubrieron que la distancia entre sus áreas de anidamiento en el norte de Siberia y los sitios para invernar en Asia del sur era a menudo similar a la distancia entre tales áreas de anidamiento y Europa. Cuanto más similares eran las distancias y más numerosa una especie en particular, más alta era la probabilidad de que individuos de esta especie de ave se desviaran hacia Europa.
"...los nuevos resultados apoyan la hipótesis de que las aves desviadas terminan en áreas para invernar equivocadas como resultado de un error en su *programa migratorio"

Como todavía hay muchas preguntas sin responder con respecto a la dispersión del virus de la gripe aviar H5N1, existe un creciente interés en la investigación sobre la migración de las aves. Los expertos creen, sin embargo, que es improbable que el virus se extienda a través de las aves migratorias, y sospechan que se propaga a través del comercio internacional de productos de las aves de corral.

Durante mucho tiempo, se pensó que las aves desviadas habían sido sacadas fuera de su ruta por las condiciones meteorológicas. Si los pájaros extraviados fueron empujados por la fuerza de fenómenos meteorológicos, las aves más pequeñas deberían salirse de su curso más frecuentemente que las más grandes. Sin embargo, usando análisis estadísticos, los investigadores fueron incapaces de encontrar cualquier correlación entre la frecuencia de las desviaciones y el tamaño de sus cuerpos. Además, los casos de algunas especies eran demasiado regulares para ser explicados por condiciones meteorológicas inusuales durante la migración.

En cambio, los nuevos resultados apoyan la hipótesis de que las aves desviadas terminan en áreas para invernar equivocadas como resultado de un error en su "programa" migratorio.

La dirección y duración del vuelo se transmite de una generación a la próxima. Esto significa que la migración es el resultado de un programa genético a través del cual las poblaciones de aves se han ajustado a las condiciones medioambientales.

Sin embargo, las aves migratorias pueden adaptarse a los cambios en las condiciones medioambientales en sólo unas pocas generaciones. Sus genes son responsables de la inquietud migratoria que las lleva a la mayoría de ellas a miles de kilómetros hasta sus refugios de invierno. No obstante, durante mucho tiempo los expertos no encontraban explicaciones satisfactorias de por qué algunos individuos de ciertas especies de aves resultaban desviados repetidas veces. En estos casos, simplemente se han producido errores en su programación genética que, por decirlo así, hacen que las aves giren a la derecha en lugar de a la izquierda.

Los nuevos resultados de la investigación explican también ahora por qué las únicas aves desviadas que han sido vistas por los observadores de pájaros en Europa Central, son las aves migratorias de largas distancias, que viajan desde la lejana Asia Oriental. El viaje genéticamente programado para las aves migratorias de cortas distancias desde Asia, acabaría en alguna parte en el noroeste de este continente.





:fuente:UFZ:Yootube -/-