La extinción de los dinosaurios no provocó el surgimiento de los mamiferos modernos



Esto es lo que sostiene un grupo de investigadores. Un nuevo y completo "árbol de la vida" que representa la historia de los 4.500 mamíferos en la Tierra muestra que éstos no se diversificaron como resultado de la muerte de los dinosaurios.
nuestros "ancestros" y los de los demás mamíferos que hoy viven en nuestro planeta, comenzaron a extenderse alrededor de la época en que se produjo un súbito incremento de temperatura en el planeta
Esto contradice la teoría ampliamente aceptada de que la extinción masiva que barrió de la Tierra a los dinosaurios hace unos 65 millones de años impulsó el rápido surgimiento de los mamíferos que hoy pueblan el planeta.

El equipo internacional de investigación ha estado trabajando durante una década para confeccionar este árbol de la vida a partir de registros fósiles existentes y nuevos análisis moleculares. Los investigadores señalan que muchos de los "ancestros" genéticos de los mamíferos que hoy vemos a nuestro alrededor existían hace 85 millones de años, y sobrevivieron al impacto del meteorito que, según parece, exterminó a los dinosaurios. Sin embargo, a lo largo del período cretáceo, cuando los dinosaurios deambulaban por la Tierra, estas especies mamíferas eran relativamente escasas en número, y les resultaba difícil diversificarse y evolucionar en ecosistemas dominados por los dinosaurios.

El árbol de la vida muestra que después de la extinción de los dinosaurios, algunos mamíferos experimentaron un rápido período de diversificación y evolución. Sin embargo, la mayoría de aquellos grupos ha desaparecido por completo, como por ejemplo el Andrewsarchus (una agresiva vaca parecida a un lobo), o declinado en diversidad, como el grupo que contiene a los perezosos y a los armadillos.

Los investigadores creen que nuestros "ancestros" y los de los demás mamíferos que hoy viven en nuestro planeta, comenzaron a extenderse alrededor de la época en que se produjo un súbito incremento de temperatura en el planeta, diez millones de años antes de la muerte de los dinosaurios.

El profesor Andy Purvis, de la División de Biología del Imperial College de Londres explica: "Nuestra investigación ha mostrado que en los primeros 10 ó 15 millones de años después de la extinción de los dinosaurios, los mamíferos actuales mantuvieron una muy escasa presencia, mientras que esos otros mamíferos dominaban el escenario. Parece ser que un episodio posterior de "calentamiento global" pudo haber impulsado la diversidad actual, y no la muerte de los dinosaurios".

Este descubrimiento puede implicar tener que reescribir la historia de cómo llegamos a evolucionar en este planeta. El nuevo estudio, gracias a la gran panorámica que muestra sobre el árbol genealógico de los mamíferos, ofrece, según los autores, la visión más clara hasta ahora acerca de nuestro lugar en la naturaleza.

Kate Jones, de la Sociedad Zoológica de Londres, argumenta que esta investigación no sólo demuestra que la extinción de los dinosaurios no causó la evolución de los mamíferos modernos, sino que también nos enriquece con una gran cantidad de información de otro tipo. Según ella, estos datos podrán servir para que los científicos sean capaces de vislumbrar el futuro de diversas especies e identificar a las que estén en mayor peligro de extinción. De ser así, el beneficio para la conservación a escala mundial será incalculable.


:fuente:Imperial College London

-/-