Como un trabajador dependiente sabe si está preparado?



El mundo del trabajo cambia tan radical y rápidamente que la mayoría de nosotros debemos esforzarnos para entender su nuevo significado: lo que era antes racional y predecible, es ahora es confuso e ilógico.

Ninguna empresa puede hoy por hoy garantizarnos estabilidad a largo plazo. Trabajar duro y demostrar su lealtad a la compañía fueron en algún tiempo las claves para las promociones, la conservación del trabajo y un retiro seguro. Hoy no son garantía de seguridad laboral.

Lo que ha sido tradicionalmente una situación de empleador-empleado se está transformando en una relación comercial de igualdad, una relación de “vendedor-cliente”. Usted, como proveedor de servicios, debe demostrar continuamente su valor al empleador o cliente así como su constante y significativa contribución al valor del negocio.
El secreto del éxito, está en la habilidad de reconocer las brechas entre lo que uno tiene y no tiene

El hecho de que pensemos que esta realidad es justa o injusta, correcta o incorrecta, no cambia la realidad del mundo del trabajo. Y aunque la negación, el dolor y la rabia son reacciones normales entre aquellos que han sido arrastrados en el caudal de cambios, si usted no reconoce esta realidad y no trata de entender las nuevas reglas laborales, probablemente requerirá de mucho más tiempo para alcanzar sus metas.

En la misma forma en que las organizaciones de hoy deben reinventarse a sí mismas para adaptarse a los rápidos cambios en forma exitosa, usted también debe transformarse a sí mismo si desea lograr una carrera saludable y próspera. La pregunta no es "¿Debo cambiar ?”, sino es: “¿Estoy cambiando a la velocidad de los cambios en el mercado global, y lo estoy haciendo más rápido y más eficientemente que mis competidores ?". Si usted decidiera no cambiar, debe prepararse porque esta decisión tendrá un impacto significativo tanto en el tiempo que va a tardar en reenganchar su carrera como en el número de oportunidades que podrá perder en el camino.

Aquí algunas preguntas para saber si está por el camino adecuado. Llegue a sus propias conclusiones:

1. ¿Me mantengo bien informado y he analizado las tendencias emergentes en mi sector y entiendo lo que significan en términos de la estrategia de mi carrera?
2. ¿He evaluado a fondo mis fortalezas y debilidades, virtudes y defectos profesionales y he implementado un programa de mejoramiento y refuerzo de mis destrezas de carrera?
3. ¿He desarrollado una red de contactos de negocios fuera de mi compañía que me da información valiosa, valora mi imagen y me puede ayudar en mi carrera?
4. ¿He desarrollado destrezas de participación y liderazgo de equipos de trabajo?
5. ¿Estoy bien familiarizado con las computadoras y sus programas claves?
6. ¿Entiendo la metodología utilizada para mejorar la calidad y reducir los costos?
7. ¿Mis destrezas de comunicación oral y escrita son, al menos, adecuadas en español y ojalá también en inglés?
8. ¿He pulido mis destrezas de presentación?
9. ¿He mejorado mis competencias en administración de proyectos?
10. ¿He mejorado mis habilidades como mentor e instructor de mis subordinados?
11. ¿He desarrollado mis habilidades de liderazgo para competir en el cambiante mundo de los negocios de hoy?
12. ¿He desarrollado un entendimiento de cómo manejar el cambio y liderar en tiempos de incertidumbre?
13. ¿He desarrollado destrezas de negociación y de capacidad para influir en otros?
14. ¿He aprendido formas de medir el valor de mi contribución en la organización?
15. ¿He desarrollado destrezas en el manejo de recursos escasos para alcanzar las metas organizacionales?
16. ¿He aceptado el hecho que el mercado será altamente competitivo, turbulento e impredecible y he desarrollado una estrategia viable para vivir con esa realidad y seguir desarrollando mi plan de carrera personal?

No se desanime si no contestó positivamente todas estas preguntas. El secreto del éxito, está en la habilidad de reconocer las brechas entre lo que uno tiene y no tiene, sabe o no sabe y tomar la acción inmediata para cerrarlas. Si usted no ha estado desarrollándose a la velocidad que debería estar haciéndolo, este es el momento de comenzar su plan de desarrollo personal.

Y esta es la pregunta final, ¿está dispuesto a cambiar?




:via:Ines Temple

-/-