Alcohol y sobrepeso, combinación explosiva de daño cerebral


Así lo argumentan científicos del Instituto de Investigación y Educacion del Norte de California, en San Francisco (Estados Unidos), a través de un estudio que sugiere por primera vez que las lesiones cerebrales relacionadas con el alcohol pueden ser consecuencia de una fusión entre un consumo de riesgo, el tabaquismo crónico y un IMC elevado.
Si a los efectos nocivos que comporta una excesiva ingesta de alcohol se le añade un índice de masa corporal (IMC) elevado el riesgo de daño cerebral se incrementa...

El análisis, disponible en el último número de Early View y que publicarán en diciembre en Alcoholism: Clinical & Experimental Research, se realizó en 54 hombres que recibieron tratamiento tras un mes de abstinencia.

FACTOR DE RIESGO

Los resultados indican que "el IMC puede ser un factor importante a considerar cuando se evalúan las consecuencias de esta droga y que, por lo tanto, según los autores, "debería considerarse un factor de riesgo para el daño neuronal". Y añaden, "es posible que los cambios metabólicos producto o no de la obesidad causen algún tipo de daño neuronal".

Carlos Tejero Juste, de la Sociedad Española de Neurología, indica a CF que hasta ahora sólo se conoce el daño que el alcohol provoca por sí mismo. "Se ha encontrado una asociación estadística entre el IMC y la atrofia o pérdida de volumen de algunas regiones del cerebro, originándose disfunción intelectual y daños en el cerebelo y el tronco del encéfalo relacionados con trastornos de la mirada y del equilibrio".


:fuente:correofarmaceutico

-/-