BILL CLINTON BIOGRAFIA

BILL CLINTON

Nacido William Jefferson Blythe III, 42.º presidente de los Estados Unidos de América en los mandatos de 1993-1997 y 1997-2001, nació en Hope, Arkansas el 19 de Agosto de, 1946. Su padre, William Jefferson Blythe (II), vendedor de repuestos de automóviles, murió en un accidente de tráfico tres meses antes de nacer él. Su madre, Virginia Cassidy, tras dar a luz marchó a Nueva Orleans para obtener el título de enfermera y dejó al niño con sus abuelos en Hope, en 1950 retornó y contrajo matrimonio con Roger Clinton, que aportó el apellido a la familia y el cual adopto Bill a lo 15 años.

En 1963 fue escogido para integrar una delegación de la organización escolar-escultista American Legion Boys State que fue recibida por el presidente John Kennedy en la Casa Blanca. En un momento de la recepción, Kennedy estrechó la mano al joven Clinton, escena que fue filmada y que sería insistentemente reproducida en sus futuras empresas políticas, este encuentro y el liderazgo de Martin Luther King al frente del movimiento de los derechos civiles de la población negra, dejaron una profunda impronta en el adolescente, decantando, según aseguró él tres décadas después, su vocación por el servicio público y una trayectoria política pletórica en ambición e idealismo. También de esta época proviene su afición al saxofón, instrumento que tocó en las banda de música de su escuela y en la sección de viento del estado de Arkansas

Se formó como abogado en las universidades de Washington (Georgetown), Oxford y Yale; tras haber estudiado en Georgetown, se marchó a estudiar a Inglaterra. Estando en la University College de Oxford participo en protestas contra la Guerra de Vietnam. Esta etapa de su vida ha sido controvertida, porque una de las razones para estudiar en Europa era evitar cumplir el Servicio militar obligatorio en plena Guerra de Vietnam, lo que fue utilizado a menudo por sus enemigos políticos para acusarlo de "cobarde" y "desertor". Sin embargo, Clinton ha manifestado que él era un "objetor de conciencia"; ya que se oponía a esa guerra por motivos políticos y morales, en la Universidad de Yale conoció a Hillary Rodham, con quien se casó en 1975y con quien tiene una hija Chelsea Victoria Clinton. Entró en la política activa desde 1972 de la mano del Partido Demócrata, para el que trabajó en las campañas electorales de McGovern y Carter. Tras adquirir popularidad en su Estado natal como fiscal general, fue elegido gobernador en 1978; perdió las elecciones de 1980, pero volvió a ganar las de 1982, 1984 y 1986.




En 1992 fue propuesto por su partido como candidato a la presidencia frente al republicano George Bush; durante la campaña electoral procuró vincular su imagen a la memoria del asesinado presidente John F. Kennedy (también demócrata), con el que le unían su juventud, su habilidad oratoria, exquisita educación, estilo simpático y enérgico y un ambiguo programa de «cambio», capaz de atraer votos de las más diferentes procedencias. Era la primera vez desde la primera victoria electoral de Richard Nixon en 1968 que un candidato ganaba la elección presidencial sin la mayoría absoluta del voto popular; o sea, sin llegar al menos al 50% de los sufragios. Pero aun así Clinton era presidente electo con una clara ventaja sobre Bush, que había fracasado en su aspiración reeleccionista. Tras ganar esas elecciones ocupó la presidencia en 1993.




Tanto durante la campaña como en la posterior acción de gobierno contó con dos colaboradores tan brillantes como el vicepresidente Al Gore y su propia esposa, Hillary Clinton, destacada militante de la causa feminista. Precisamente a ella le encargó desarrollar el proyecto emblemático de su programa, la implantación de un sistema nacional de salud; sin embargo, no pudo sacarlo adelante por la creciente oposición conservadora, materializada al obtener los republicanos mayoría en las dos cámaras en las elecciones legislativas de 1994. El presidente Clinton trabajó para mejorar el sistema educativo. Buscó la protección del medio ambiente, principalmente a través de su apoyo al Protocolo de Kioto. Intentó favorecer al mercado libre y trabajó para la paz en el Oriente Medio, promoviendo y sirviendo de mediador en varias reuniones entre líderes de Israel y de Palestina. Clinton ganó mucha popularidad cuando promovió una serie de sanciones conocidas como la Ley Helms-Burton hacia el régimen cubano, luego que este derribara dos aviones civiles estadounidenses. Lideró el ataque militar de la OTAN en Kosovo. El presidente Clinton trabajó para mejorar el sistema educativo y de salud (intentó realizar una reforma sanitaria, que finalmente no fue aprobada). Buscó la protección del medio ambiente, principalmente a través de su apoyo al Protocolo de Kioto. Intentó favorecer al mercado libre y trabajó para la paz en el Oriente Medio, promoviendo y sirviendo de mediador en varias reuniones entre líderes de Israel y de Palestina.
Clinton ganó mucha popularidad cuando promovió una serie de sanciones conocidas como la Ley Helms-Burton hacia el régimen cubano, luego que este derribara dos aviones civiles estadounidenses.
Lideró el ataque militar de la OTAN en Kosovo. Los aspectos positivos de su administración fueron la bajada del desempleo, la disminución de la deuda nacional y el equilibrio del presupuesto.



Clinton dio un giro conservador a su política, con medidas como el recorte de las ayudas sociales o el endurecimiento del bloqueo a Cuba (1996). Consiguió así recuperar su popularidad, superando toda una serie de acusaciones personales que se le lanzaron desde su primera campaña presidencial (desde haber consumido drogas, haber eludido el servicio militar o haber sido infiel a su esposa, hasta haber manipulado a la Justicia para encubrir sus manejos inmobiliarios en el caso Whitewater). Logró así la reelección para un segundo mandato en 1996.


En las elecciones del 5 de noviembre se cumplieron los pronósticos y Clinton se convirtió en el primer presidente demócrata reelegido desde Roosevelt en 1944 frente al republicano Dole, quien a falta de argumentos económicos sólo podía achacar a Clinton falta de talla moral. El resultado, empero, no pudo considerarse holgado: el presidente se hizo con los 379 compromisarios de 31 estados y el 49,2% del voto popular. Además, el DP agravó su minoría en el Congreso, con 198 escaños en la Cámara de Representantes (5 menos) y 45 en el Senado (1 menos). El 20 de enero de 1997 Clinton tomó posesión de su segundo mandato, listo para hacer de la ortodoxia financiera su estandarte en el frente doméstico en los siguientes cuatro años, pero las acusaciones de acoso sexual lanzadas desde la extrema derecha reaparecieron y pusieron a Clinton en graves aprietos.


Al margen de los logros y desaciertos de su segundo mandato presidencial, éste se vio particularmente marcado por la extensa cobertura que los medios realizaron de los escándalos de carácter sexual en que se vio envuelto, principalmente el que lo ligaba a la becaria de la Casa Blanca, Monica Lewinsky, una licenciada en Psicología, quien tuvo relaciones íntimas con el presidente. El 6 de agosto de 1998, se convirtió en la primera testigo que refutaba la declaración jurada de un presidente de Estados Unidos, en la que negó haber tenido relaciones sexuales con ella. El fiscal acusó al presidente de once graves delitos merecedores de un proceso de impugnación "impeachment", por perjurio (en sus declaraciones en el caso Paula Jones y ante el gran jurado), abuso de poder y obstrucción a la labor de justicia. El 8 de octubre, el Congreso votó 258 a 176 votos a favor del proceso de destitución. Tras unos meses, Clinton admitió haber mantenido un "comportamiento físico impropio", aunque negó haber cometido perjurio. El 12 de febrero de 1999, la cámara alta declaró a Clinton "no culpable" del delito de perjurio por 55 a 45 votos a favor, y del delito de obstrucción a la justicia con empate a 50. Para la impugnación se exigía una mayoría de dos tercios. Algunos consideran que fue un presidente moderado y que la economía de los Estados Unidos experimentó una fuerte alza durante su presidencia.



Clinton está en posesión de los premios Paul O'Dwyer para la Paz y la Justicia (1998), por su contribución a la pacificación de Irlanda del Norte, y Carlomagno, concedido por la Fundación homónima en la ciudad alemana de Aquisgrán el 2 de junio de 2000 por suntentar valores europeístas (fue el primer presidente de su país en recibir el prestigioso galardón). Es también doctor honoris causa por la Universidad de Oxford (1994) y la Universidad Nacional Taras Shevchenko de Kíev (1995), y miembro del Club de Madrid y del Consejo InterAcción.


Aparte de varios libros que recogen discursos y proyectos legislativos, Clinton ha publicado Putting People First: How We Can All Change America (1992, en coautoría con Al Gore), Between Hope and History: Meeting America's Challenges for the 21st Century y Clinton on Clinton: A Portrait of the President in His Own Words (1999).




En el verano de 2004 publica sus memorias “ Mi vida“ y en septiembre de ese mismo año se sometió a una exitosa operación del corazón, su libro favorito es la novela “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez. Las obras de Clinton se registran en la Biblioteca y Museo Presidencial de William J. Clinton.