NO FUMAR un buen truco para ser rico


Una cajetilla al día puede suponer mil euros al año. Si se pusiera ese dinero en una cartilla de ahorro, a la hora de la jubilación mucha gente tendría más de 100.000 euros.
Uno de los mayores best sellers de los últimos tiempos lo escribió un gran fumador, Allen Carr. Se titulaba: "Es fácil dejar de fumar". No es que fuera la fórmula mágica, pero el título contenía todos los ingredientes para ser un superventas: optimismo, facilidad, quitarse un vicio... Es lo que deseaban los fumadores.Pero no es tan fácil.

El hábito de fumar está arraigado en millones de personas de todo el mundo porque la nicotina genera dependencia. Es un tipo de droga.Proliferan las publicaciones, las páginas de internet y los remedios para dejar de fumar: pastillas, parches, chicles, pitillos de plástico, tratamientos psicológicos, hipnosis y hasta la acupuntura.
En los meses siguientes a su proceso de desintoxicación, una persona puede gastarse más en dejar de fumar que en fumar debido al coste de los remedios.¿Son útiles los chicles de nicotina?Por ejemplo, una caja de chicles Nicorette cuesta unos 7 euros.
Pero ¿es suficiente?
Todo depende del hábito. Hay personas que necesitan parches durante seis meses, lo cual puede costar entre 200 y 300 euros. O sesiones de hipnosis, lo cual puede pasar de 500 euros. Y si es fumador empedernido, el coste puede superar mil euros al año fácilmente.

Un fumador medio se puede gastar al año entre 500 y mil euros en tabaco. Mil euros ya es el salario mensual de buena parte de la población española.La empresa farmacéutica Pfizer, que comercializa medicamentos contra el tabaquismo, muestra en algunas de sus web un calculador del coste de esta manía: basta poner el número de cigarrillos consumidos, y el coste de la cajetilla para saber cuánto se gasta uno al año. Es un cálculo que se puede hacer a mano.
Gasto acumulado
Lo sorprendente de este cálculo no es lo que uno se puede ahorrar al año sino lo que se ha gastado desde que es fumador. Una persona de 50 años que haya empezado a fumar a los 15, y que consuma una cajetilla diaria, se ha gastado el equivalente a 35.000 euros en 35 años. Esa misma cantidad, puesta en una cartilla de ahorros, le habría rentado más de 70.000 euros. Incluso 100.000 euros.
La página web voyaserrico.com hizo un cálculo parecido. Una persona que hubiera puesto todo ese dinero en un banco al 4% desde los 18 hasta los 65 años, tendría al final de su vida 136.800 euros.
Razones de más para dejar de fumar.




(Por Carlos Salas de noticiasbuenas.com)